800.cl Panoramas en tu Ciudad
Síguenos en Instagram Síguenos en Tumblr Síguenos en Twitter Hazte fan en Facebook
Compartir en Facebook Compartir Compartir en Twitter Tweet
Las novedades de invierno de Culto Bar
Reportajes > Noche | 05 de julio de 2017 | Por Loreto Oda

Las novedades de invierno de Culto Bar Llegó el invierno y la carta de Culto Bar tuvo un refresh, dado que a su oferta de coctelería se incorporaron tres nuevas creaciones, además de algunas preparaciones en la cocina, las que prometen quedarse todo el año.

En Culto Bar la música también es protagonista, siendo incluso parte de la base del concepto, dentro de la cual los artistas ingleses son el motor. Por eso, cada piso de esta gran casona antigua del arquitecto León Prieto Casanova, quien también estuvo a cargo del Edificio de los Elefantes de la misma calle, está dedicado a algún autor UK. David Bowie, Pink Floyd y Radiohead son los músicos a los que se le ha dedicado un piso distinto, a los que se suma la azotea, que es un hit durante todo el año.

De hecho, el restobar cuenta con una guía de música con más de 100 bandas y algunos días de la semana se proyectan en los pisos en los que hay pantalla, durante 25 minutos, un mini documental. Es más, acá también se puede comprar merchandising y algunos de ellos han sido especialmente creados por los dueños del lugar. Por algo, Culto Bar se define como la sociedad de la buena música.

:: COCTELERÍA Y GASTRONOMÍA::

Las novedades de la carta de cócteles son tres y estuvieron a cargo del bartender Maximiliano San Martín. Una de ellas es New Order, un brebaje más frutal, pues es a base de pulpa de mango, vodka, goma, limón, crema y mucho hielo. La otra es The Jam, una cautivadora preparación con vodka, Frangélico, Drambuie, clavo de olor y naranja deshidratada; y Temples, un cocktail más potente de whisky, Martini Rosso, Amareto y un toque de canela y naranja.

Estas creaciones se suman a los tragos de Culto, como el interesante Freddie, a base de pulpa de mango y Jack Daniel’s Honey, o el atractivo Bowie con tequila, crema de coco, crema de leche y jugo de naranja. Además, el bar posee destilados interesantes, como el sotol – una bebida alcohólica de México que se obtiene de la fermentación del tallo de esta planta-, que no es muy común encontrar en las barras chilenas; y otros a muy buen precio.

En lo que es la comida, Culto ofrece opciones tanto para compartir como para disfrutar solos. Diversas tablas, sánguches y tortillas componen la propuesta a la que se le suman dos platos nuevos, que pasarían a estar de forma permanente: Rock and Roll, que consiste en unas tortillas rellenas con carne salteada con tocino y queso, acompañadas de pico de gallo; y Style, un chupe peruano de pollo salteado, que puede ser tanto para uno como para compartir.

::CONCLUSIÓN::

Culto Bar es un lugar con un concepto marcado y bien trabajado, que se ha preocupado de posicionarlo tanto en su estética como en su carta, dado que algunos de sus cócteles y sus platos han sido bautizados con los nombres de los principales artistas o grupos UK. Por lo mismo, este es un gran lugar para los amantes de la música, en especial, británica.

Además, este restobar se presta para diversas actividades, como proyecciones de mini documentales, lanzamientos de libros, punto de encuentro para aprender idiomas, entre otras iniciativas.

Con una buena decoración, este espacio logra atraer tanto a los extranjeros como a diferente tipo de consumidores nacionales, a los que se suman oficinistas del sector, siendo bastante transversal en edad, lo importante es querer disfrutar de la coctelería, comida y, también, de música británica.

Texto: Loreto Oda Seguir a Loreto Oda en Instagram

Mini Ficha

Formulario de Comentario

Nombre(*)
Mail(*)
Comentario

Todo comentario es revisado y posteriormente publicado