800.cl Panoramas en tu Ciudad
Síguenos en Instagram Síguenos en Tumblr Síguenos en Twitter Hazte fan en Facebook
Compartir en Facebook Compartir Compartir en Twitter Tweet
Restaurante Biwon y la parrilla coreana
Reportajes > HOME 800.cl, Restaurantes | 12 de mayo de 2014 | Por Dario

Las comidas exóticas han ido ganado seguidores; gastronomía de Vietnam, Tailandia, platos tradicionales de Japón e incluso Pakistán se pueden encontrar en nuestra capital.

Dentro de este panorama, la cocina coreana tiene un espacio acotado, pero con fieles seguidores, ya sea en los aires informales y callejeros del Sukine o de a través de una propuesta más formal como el Gaon.

Casi equidistante entre estos dos puntos de la capital, aparece Biwon, el restaurante estrella del nuevo hotel Stanford, cadena sur coreana que acaba de abrir sus puertas en nuestro país.

::: Para Compartir :::

Su carta está enfocada en darle un nuevo espacio a la parrilla coreana, esa donde la mesa hace las veces de cocina y un gran disco es el lugar para compartir la comida.

Luego del Kimchi de rigor (esas sabrosas verduras fermentadas en ají) partimos la visita con algunos de los appetizer clásicos de este país, los Gunmandoo, bolas de masa frita rellenas de cerdo que se alejan del wantán o las gyosas, principalmente por las especias que lo acompañan y que le dan un sabroso toque herbáceo.

También compartimos una sabrosísima Haemul Paejaon, tortilla de mariscos de cremosa textura, con un sabor que tiene poco que ver con la receta occidental.

Más contundente es el Jap Chae, un sabroso y calórico plato de fideos vermichelli con verduras salteadas y una cuota importante de aceite de sésamo.

Para los mañosos, acá también encuentran una carta de sushi, de la cual pedimos un impecable Sashimi Mixto, perfectos cortes de atún, salmón y pulpo que anuncia una buena mano.

::: Korean BBQ :::

Entramos en materia con un Korean BBQ de Asado de Carne Marinado, sabrosos y delgados cortes de asado de tira levemente dulces cocinados en la parrilla coreana con pimentones, ajo, tofu y cebolla.

Un plato delicado y no tan especiado como podría pensarse.

Las sopas, parte fundamental de la cocina coreana, estuvieron representadas por la Hamul Jungel, mariscos y verduras cocinados en salsa picante, un plato enjundioso, vibrante y completamente adictivo.

Si el picante es mucho, lo mejor es pedir de acompañamiento un Dolsot Bibimbap, arroz coronado por verduras encurtidas y acompañado por un huevo crudo, un plato que se siente hogareño.

::: Conclusión :::

Si bien la comida coreana en general es principalmente para valientes, en Biwon hay platos que se adaptan a todo tipo de paladar, desde los entusiastas del picor hasta los más moderados y conservadores.

La dinámica de esta cocina hace de este un lugar ideal para compartir, donde una cena o almuerzo sea un espacio de relajo, siempre y cuando se venga con las ganas de probar sabores que desafían a nuestro paladar.

* A este lugar se asistió invitado por el gerente del hotel

Texto: Darío Córdova
Fotografías: Alejandro Mery

> Restaurante de Hotel Biwon

Mini Ficha

Formulario de Comentario

Nombre(*)
Mail(*)
Comentario

Todo comentario es revisado y posteriormente publicado