800.cl Panoramas en tu Ciudad
Síguenos en Instagram Síguenos en Tumblr Síguenos en Twitter Hazte fan en Facebook
Compartir en Facebook Compartir Compartir en Twitter Tweet
Los famosos crudos del Café Haussmann llegan a Santiago
Reportajes > HOME 800.cl, Restaurantes | 30 de octubre de 2012 | Por Dario

“Los crudos que dan fama a Chile”, así de directo es el slogan de Café Haussmann, un restaurante oriundo de Valdivia que de a poco ha logrado fama nacional.

A su primer local, ya suma tres sucursales en el sur, en Pucón, Puerto Montt y Puerto Varas, y ahora acaba de sumar la cuarta, ubicada en la empresarial calle Cerro el Plomo, en ese naciente barrio gastronómico que tiene como fronteras las calles Alonso de Córdova, Presidente Riesco y Manquehue.

::: El Lugar :::

El lugar creo expectativas, y que su pequeño local está a tope desde temprano, con un público dispuesto a esperar una de las pocas mesas de este famosos café, un lugar que no reniega de su ascendencia de fuente de soda y que tiene claro que la mejor decoración es un buen sabor en el plato.

::: Los Crudos :::

 

Acá hay dos maneras de comer su famoso plato, la primera, es con un Tártaro, 250 gr de carne que llega acompañada por los aliños correspondientes, pepinillos dill picados, cebolla blanca en cubos, mostaza dijón, ají verde estilo chutney y la famosa salsa Haussmann, una especie de mayonesa clara con perejil.

El resultado es un plato para compartir y que se come rápido, gracias a una sedosa textura y la completa ausencia de grasa.

La otra opción es hacerlo mediante el Crudo, tostada de pan de molde hecho especialmente para este lugar acompañado por los aliños ya mencionados pero con la cebolla ya incorporada, una leve variación que en poco cambia el sabroso gusto de este plato, pero que sirve para probar el formato individua de este.

Y si el día está frío, se puede pedir un Consomé de Ave para entrar en calor. Preparación económica y sabrosa.

::: Los Sándwiches :::

 

Pero no todo es carne cruda en Café Haussmann, si no que también tienen una interesante carta de sándwiches clásicos.

Probamos su Hot Dog, que de partida impresiona por su tamaño XL, con una vienesa ahumada que no se amilana frente a sus acompañamientos, aunque lamentablemente la mayonesa que lo coronaba era industrial. Mejor es pedirlo directamente con la salsa Haussmann.

Como acá la carne molida no es un tema menor, también pedimos la Hamburguesa Haussmann, gruesa y sabrosa, de textura parecida a la frica chilena y acompañada por pepinillos dill, mayonesa, tomate, queso fundido y la salsa que toma el nombre del lugar.

Uno de los buenos sándwiches de Santiago.

::: Conclusión :::

El Café Haussmann tiene su fama bien ganada. Sus crudos son memorables y sus sándwiches superan la media, aunque como todo debutante debe mejorar problemas serios en su atención y regular más los tiempos de su cocina.

Si supera estos dos puntos, no extrañaría que este nombre comenzara a repetirse en diversos puntos de la capital.

Texto: Darío Córdova
Fotografías: Alejandro Mery

> Café Haussmann (Santiago)

Mini Ficha

Formulario de Comentario

Nombre(*)
Mail(*)
Comentario

Todo comentario es revisado y posteriormente publicado