800.cl Panoramas en tu Ciudad
Síguenos en Instagram Síguenos en Tumblr Síguenos en Twitter Hazte fan en Facebook
Compartir en Facebook Compartir Compartir en Twitter Tweet
Club Zen: cócteles que iluminan en Providencia
Reportajes > Noche | 10 de septiembre de 2012 | Por Gloria

A pasos del Drugstore de Providencia brilla un buda dorado que da la bienvenida a Zen. Bienvenido al Club. Una espaciosa casa decorada con una fusión paradójica pero que resulta atractiva y ondera. ¿Qué hace la imagen de Buda en todos lados acompañando alcoholes y cócteles? Sea cual sea la respuesta, le da un aire místico al lugar. Aunque dista de ser templo.

Zen apuesta por diversos ambientes, y luces coquetas estilo nigt club. Esconde una onda coqueta todo el lugar, lámparas ostentosas, se mezclan con paredes de prado sintético, neón, pop art y humo.

El ambiente es variado y tiene unos rincones oscurillos que pueden incitar al pecado. Hay mesas pobladas con  grupos que van desde la treintena hacia arriba, extranjeros, chicas, rubias, parejas, de todo un poco.

Espacios chill out para sentirte como en un living cool, y un patio techado donde brillan cual espadas láser los neones que emana el rincón del DJ.

Vas al segundo piso, buda te saludo en una esquina, sorprende la amplitud del lugar y la barra va cambiando de tonalidad, literalmente “está prendida”. La carta de bebestibles es grande, muy amplia. Y una frase incita y provoca: “always a happy ending”, veamos.

Destaca el apartado de tragos iluminados (autoría de Zen), Sours y varias preparaciones clásicas que en total entregan alrededor de 70 alternativas para “hidratar” la noche.

Decidimos tomar el camino de la luz y pedimos tragos Iluminados. Partimos Con Jackie Chan ¡Buen mix!, con Jack Daniels, maracuyá, ají, limón de pica y ginger ale. El ají es más bien decorativo ya que no pica nada. Algo más fresco y aromatico es Pepino Iluminado, con Gin, pepino, menta, limón de pica y sprite (definitivamente el pepino y el gin son buenos amigos).

Un trago que de seguro cautivará a las chicas es el coqueto make me blush, con gin limon y frutilla, refrescante y femenino, pero nunca empalagoso. Y sí con dos de estos de seguro te puedes ruborizar. Si prefieres algo con sabor más local la opción es Strawberry Seduction, con pisco, frutilla y albahaca macerada, está bien, pero para mi gusto le falta algo, los sabores no quedan bien fundidos.

Para comer hicimos una degustación en pequeño formato de lo que ofrecen. Probamos Lettuce Wraps, una suerte de picadillo dispuesto en una hoja de lechuga, Hoizen Ribs, que evoca ese tipico sabor de comida gringa y un Ceviche dispuesto sobre una pequeña tortilla de maíz.

Concluimos que lo mejor del lugar son definitivamente los cócteles, ya que el picoteo no sorprendió al paladar.

La música electrónica marca el ritmo, cócteles coloridos iluminan  el paseo de los meseros y un buda se enfrenta a una vitrina de vodkas “iluminados”. Zen tiene definitivamente su onda.

Texto y fotografía por Gloría Quevedo
> Club Zen 

Mini Ficha

Formulario de Comentario

Nombre(*)
Mail(*)
Comentario

Todo comentario es revisado y posteriormente publicado

Un comentario

  1. marcela dice:

    Conozco el lugar y me encanta.Tengo un hotel.Que les parece si les envio tarjetas con descuentos para sus clientes?