800.cl Panoramas en tu Ciudad
Síguenos en Instagram Síguenos en Tumblr Síguenos en Twitter Hazte fan en Facebook
Compartir en Facebook Compartir Compartir en Twitter Tweet
Motel Jardín de Eros: Pavimentando mi futuro
Reseñas > Ciudad secreta | 20 de agosto de 2009 | Por María Teresa

fb-pavimentoNos habíamos conocido en una fiesta hacía un tiempo, pero a pesar de que hubo fuegos artificiales desde que comenzamos a bailar, no hubo oportunidad para nada. Él no estaba sólo y uno de sus amigos ya estaba en calidad de bulto,  así que se fueron  temprano y ni siquiera hubo tiempo de saber cómo se llamaba  cada uno.

Como el mundo es chico, lo volví a ver en una entrevista de trabajo. Pero ahora fuimos presentados como el protocolo manda; él, Gerente de la empresa y entrevistador y yo la candidata seleccionada para el puesto. Pero la entrevista y  los test nunca se llevaron a cabo. Es más ni siquiera perdimos tiempo en una pequeña info de cada uno de nosotros. Sólo me preguntó si conocía algún lugar “piola”, pero no esperó respuesta, al parecer ya se le había ocurrido algo.

Todo fue muy extraño pero a ninguno de los dos nos pareció demasiado complicado el tema, ¿qué hace el Gerente saliendo con su entrevista, en su auto y rumbo a un motel?

Cuando llegamos al motel, parecía un típico departamento de Playa del Norte, muy bonito, amplio y con una decoración sumamente cuidada, pero siempre me ha llamado la atención que en los moteles las mucamas, por algún extraño motivo, hacen como que no te ven, pero te atienden bien.

No sé que tanto rato estuvimos ocupados, sólo sé que salimos ya tarde, a la hora del taco, ese que empieza junto con la salida de las oficinas, pero este día el destino nos tenía preparada una tarde especial. Habían llegado obreros, con maquinarias, y para mala suerte nuestra y estaban rompiendo la calzada, justo a la salida del motel.

Conclusión: Nosotros parados en la puerta del Motel, por más de media hora, y a vista y paciencia de todos aquellos que quisieran mirar, menos mal que queríamos pasar piola. Pero por suerte no estábamos escondidos, bueno, al menos yo.

Al final me quedé con la pega, era que no, pero nunca más pasó nada.

Motel Jardín de Eros

 

Formulario de Comentario

Nombre(*)
Mail(*)
Comentario

Todo comentario es revisado y posteriormente publicado

Un comentario

  1. gatita paula dice:

    jajaaj suele suceder….


Grupo800
               
Zona33.com S.A. | Providencia 2653, of 903, Providencia, Santiago de Chile