800.cl Panoramas en tu Ciudad
Síguenos en Instagram Síguenos en Tumblr Síguenos en Twitter Hazte fan en Facebook
Compartir en Facebook Compartir Compartir en Twitter Tweet
Motel Niágara: “La que sabe, sabe”
Reseñas > Ciudad secreta | 14 de agosto de 2009 | Por Catalina

fb-sabeNo lo conocía, no me interesaba conocerlo, solo quería llevármelo y comérmelo. Se veía bien rico y bailaba como los dioses y una amiga me dijo que si un hombre bailaba bien, era una señal de que tiraba rico. Después de un rato logré llamar su atención y me invitó un trago en la barra. No me quedó claro si andaba con alguien, sólo le pregunte directamente si nos íbamos de la disco. Nos fuimos en su auto y el mío se lo dejé a mi amiga.

No sabía ni su nombre y no quería saberlo, entre menos supiera mejor, era mucho más excitante. Yo no me aguanté y tuvimos que parar en el camino para hacer un rico pre. Los autos pasaban rápido pero muy cerca de nosotros y a él le daba miedo de que alguien nos fuera a pillar y a mí ya me empezaba a doler el cuello por las posiciones forzadas, así que partimos nuevamente.

Fuimos a un motel bien rico que me habían recomendado. Por fuera no parece motel, es como un complejo turístico. Entramos rapidito, en realidad no me interesaba mucho mirar, ni revisar. Él lo único que quería era una pieza con jacuzzi, yo una con una cama, una cama bien grande para revolcarnos sin preocupaciones. Creo que la atención fue muy buena, pero como ya dije antes, no estaba preocupada de esas cosas.

Entramos al dormitorio y lo empuje a la cama, el se comenzaba a asustar por mi ímpetu y mis ansias ¿pero por qué tan apurada? si tenemos toda la noche (…)  pero por eso, tiremos toda la noche, aprovechémosla, ¿para algo vinimos no? Insistí, el no me pescó y me arrastró al jacuzzi. Tengo que admitir, que fue  muy rico, pero esto no hizo nada más que aumentar mi temperatura, no sé que me pasaba pero no me podía controlar.

Cuando lo logre convencer, lo saqué del jacuzzi y ni nos secamos, directo a la acción. Luego de un rato vino a molestar una mucama. Al parecer estaba gritando mucho, o como dijo ella era “excesivamente fuertes mis gritos”, tanto que los otros huéspedes habían reclamado. Le resté importancia a la advertencia de la señora y continuamos, el me tapaba la boca y me decía “oye nos van a terminar echando”  

¿Cómo te van a echar de un motel por que estas gritando mucho? Es como que te echen de un restaurant por comer mucha comida, lo encontraba algo ridículo, obviamente eso no pasó. Menos mal porque esa noche no me importaba nada, ni siquiera si mi compañero lo estaba pasando bien. Luego de una larga noche en la cual dormimos casi nada decidimos irnos, el pagó todo y salimos rápido. Nos despedimos en la entrada pero el insistía en ir a dejarme, yo no quería que supiera donde vivía, no lo quería volver a ver, sólo quedarme con los ricos escalofríos.

Los hombres les pagan a prostitutas, a nosotras nos pagan el motel y los tragos y los tratamos como prostitutos. ¿Bien no?

> Motel Niágara

Formulario de Comentario

Nombre(*)
Mail(*)
Comentario

Todo comentario es revisado y posteriormente publicado

9 Comentarios

  1. carlos dice:

    grandes experiencias en niagara!
    si se paga cuando uno se retira y toda la razón en todo…
    gran historia da escalofrió xD

  2. Cristian dice:

    No te creo
    Los moteles se pagan al llegar
    Y no al final, pero tienes buena imaginación

  3. nidia dice:

    no te creo nada

  4. Juan dice:

    Bien, viva la libertad, igualdad y fraternidad

  5. gatita paula dice:

    buenisimo

  6. Marcela dice:

    Excelente !!! jajaja … ídola !!!

  7. mr m dice:

    buena la historia hasta que hiciste el siguiente comentario

    “Los hombres les pagan a prostitutas, a nosotras nos pagan el motel y los tragos y los tratamos como prostitutos. ¿Bien no?”

    mi punto de vista:
    – Las mujeres tb pagan a prostitutos, irrefutable ¡¡

    - a ti no te han pagado el hotel ni los tragos, solo te compartieron el servicio cancelado. En el fondo le saliste GRATIS (el tb te salio GRATIS), no comparto tu sinverguenzura en terminos de gastos, pero ese es otro tema (quizas atribuible a razonamiento machista, pero de igual modo no justificable), ahora no entiendo porque citas a las prostitutas en tu historia.

    – mirandolo desde otro punto de vista, si él pago la habitacion y tragos, y si tu NO cooperaste con ese item, perfectamente podria considerar tu performance en el cuadrilatero como tu pago ( es decir el porcentaje que te correspondia aportar por concepto tragos y habitacion o no?) . Ahora, si una prostituta presta servicios sexuales a cambio de un pago significa que te convertiste en una de ellas y te sientes bien por haber vivido aquella experiencia, ese es el sentido de tu comentario¿?

    cual es el sentido que quisiste dar con ese comentario???

    saludos


Grupo800
               
Zona33.com S.A. | Providencia 2653, of 903, Providencia, Santiago de Chile