800.cl Panoramas en tu Ciudad
Síguenos en Instagram Síguenos en Tumblr Síguenos en Twitter Hazte fan en Facebook
Compartir en Facebook Compartir Compartir en Twitter Tweet
Motel El Duende: 35 y 20: Experiencia versus potencia
Reseñas > Ciudad secreta | 27 de julio de 2009 | Por Sebastian

fb-20y30Era mi compañera de trabajo, siempre nos mirábamos pero ninguno se atrevía a dar el primer paso, hasta que un día me decidí y la envite un café. Desde ese momento no me sacaba la idea de llevármela a la cama. Era tan hermosa, no me importaba que fuera más grande, al contrario me seducía toda la experiencia que me podía entregar. Luego de un par de fogosos encuentros en el baño del trabajo decidimos por fin irnos a un motel.

Nunca había ha ido a uno, llamé a un amigo para preguntarle donde podía ir y que me recomendara uno bueno bonito y barato, finalmente me recomendó que fuera a El Duende, un pequeño motel que queda en el centro. Por fuera no parecía motel, tocamos el timbre y yo estaba muy nervioso, ella tomó mi mano y entramos.

Una vez adentro el lugar me embrujó. Música de aves recorrían todo el lugar, escogimos una maravillosa pieza, se llamaba “Aqua”, tenía jacuzzi, espejos en el techo y una pecera con un pez muy raro que dicen simboliza el amor entre las parejas. Ella se preocupó del ambiente, prendió las velas, llenó la tina y nos sentamos a brindar. Luego de un rato en el jacuzzi nos tiramos en la cama y fue ahí donde comenzó la travesía.

No podía creer el cuerpo que tenía en frente, se movía como toda una gata y yo no podía hacer mucho, sólo echarme de espaldas y gozar el momento. Luego de varias horas ella estaba gratamente sorprendida “uy que duras tu, pensé que todo sería más rápido” creo que estaba acostumbrada a otra cosa.

Ella pagaba así que yo sólo hacía mi trabajo lo mejor que podía y al parecer ella estaba muy satisfecha, tanto así que luego de las tres horas pactadas decidimos ir por tres horas más, ¿no está mal no?

Creo que jamás olvidaré ese cuerpazo treintañero galopando sobre mí, aprendí mucho, tuve unos de mis mejores orgasmos y ella gozó como nunca de un cuerpo joven, bueno, eso era lo que ella me decía a cada rato. Luego de aquel encuentro no hemos tenido la oportunidad para repetirlo, pero en cuanto pueda le robaré un beso escondido en algún rincón de la oficina.

> Motel El Duende

Formulario de Comentario

Nombre(*)
Mail(*)
Comentario

Todo comentario es revisado y posteriormente publicado

Un comentario

  1. pato dice:

    me gustaria ser igual.


Grupo800
               
Zona33.com S.A. | Providencia 2653, of 903, Providencia, Santiago de Chile