800.cl Panoramas en tu Ciudad
Síguenos en Instagram Síguenos en Tumblr Síguenos en Twitter Hazte fan en Facebook
Compartir en Facebook Compartir Compartir en Twitter Tweet
Restaurante Soil, para comer y jugar golf
Reportajes > Restaurantes | 07 de mayo de 2009 | Por Dario

Las áreas verdes en Santiago son escasas, y son menos aún los restaurantes que logran tenerlas como paisaje de fondo para sus comensales. Uno de los lugares privilegiados es Soil, el restaurante del Club de Golf Valle Escondido que hace sólo un par de meses abrió sus puertas para todo público.

Antes que esto sucediera, tuvo una marcha blanca gracias a la llegada de su chef ejecutivo, Felipe Durán, quien de a poco fue refinando el servicio y la carta hasta lograr un restaurante que ya no sólo entra a competir por entorno e infraestructura, si no que además da la pelea en cuanto a platos.

Su carta gira en torno a una comida tradicional, pero con toques que la hacen sofisticada. El resultado es un agradable balance entre gustos clásicos y otros que prefieren algo más refinado y novedoso.

Muestra de esto son sus machas a la parmesana, cuyas diez unidades vienen con un perfecto gratín que hace juego con la delicada pero firme lengua de macha acompañada por una porción justa de crema, además de un toque de pesto de albahaca que le dan un toque fresco. Esta receta es parte de la carta tradicional cuyo contrapunto, en las entradas, se encuentra en el tártaro de vacuno, lograda preparación ligeramente aliñada cuya presentación en tostaditas hacían recordar en más de algo a las brusquetas.

De fondo probamos un mero a la pancha con costra de camarones y pastelera. El pescado llegó impecable en el punto y la turgencia, lleno de ese sabor sutil que se espera en estos filetes del mar; y aunque su preparación fue prolija, quedó de lado por una pastelera cremosa e intensa, con todo el sabor necesario para esta preparación.

Pero quien sacó aplausos es su estofado con puré, un plato simple en su descripción, pero con todo un mundo en la intensidad de sabores. Este viene presentado en forma de terrine, con el puré como base y con la carne de costilla en hilachas en un montaje similar al de la ropa vieja, tradicional plato cubano.

Pero no nos desviemos, por que ese estofado merece un par de líneas gracias a su profundo sabor, uno que evoca recuerdos de comida casera gracias al leve sabor de la grasa cocinada por horas que se funde con el típico sabor de la carne cercana al hueso.

Los postres mostraron un punto algo más débil, con un apetecible Creme Brulee, pero que falló en su textura, demasiado líquida, caso similar al Napoleón. Cabe mencionar que probamos el formato degustación, pequeñas dosis extrapoladas de los formatos originales.

Para terminar la tarde, probamos el café en la privilegiada terraza, que se disfruta con ganas en estas falsas tardes otoñales tributarias del verano.

Este es un escondido rincón de Santiago, sorprendente y conveniente que ahora abre sus puertas al público en general con una oferta que vale la pena conocer.

> Restaurante Soil

Mini Ficha

Formulario de Comentario

Nombre(*)
Mail(*)
Comentario

Todo comentario es revisado y posteriormente publicado

Un comentario

  1. ERESMILA SOLIS dice:

    Buenas tardes,

    El día 04 de Diciembre queremos celebrar nuestro 21 Aniversario de empresa.. La idea es celebrarlo con un almuerzo entretenido y en un restaurante diferente, y si tiene buena vista, que mejor..
    somos 32 personas.
    Quisiera que me comenten posibilidad de habilitar tal vez la terraza para todos, y que nos ofrezcan un pequeño cocktail antes del almuerzo, para amenizar …
    la idea es que estemos lo mas apartados del resto de la gente..
    por favor indicar posibilidades, precios y sugerencias ..
    Que tan lejos queda de Santiago?
    saludos,


Grupo800
               
Zona33.com S.A. | Providencia 2653, of 903, Providencia, Santiago de Chile